Alivio de la deuda: ¿Es una buena idea?

Aunque la perspectiva de declararse en quiebra es aterradora, puede ser una oportunidad para empezar de nuevo. Los consumidores que se declaran en quiebra tienen la oportunidad de dejar atrás sus errores, demostrar que han aprendido de ellos y tomar el control de su futuro financiero. Sin embargo, para muchas personas una solución de alivio de deudas puede no ser la opción adecuada. He aquí algunas razones para saber si el alivio de deudas es la mejor alternativa.

Consolidación de deudas

Primero, debe entender exactamente qué es la consolidación de deudas. En general, el alivio de deudas se refiere a cualquier solución que le permita pagar sus deudas en el menor tiempo posible. Esto significa utilizar métodos como la negociación de la deuda, en la que usted paga una parte de la deuda en lugar del importe total, para reducir la cantidad total adeudada. Sin embargo, se necesita una cantidad considerable de dinero para poder acogerse a este tipo de programa.

Lo que debe saber sobre el alivio de deuda

El alivio de deudas tiene sus ventajas y desventajas. Por ejemplo, es posible que las compañías de tarjetas de crédito no estén dispuestas a negociar en su favor, y una quiebra solamente aumentará su deuda. Otro inconveniente del alivio de deudas es el impacto negativo que tiene en su puntuación de crédito. Algunas personas que no pueden pagar sus deudas pueden declararse en quiebra o insolventes. La mejor opción para usted es un plan de gestión de la deuda.

Gestión de la deuda

Las opciones del alivio de deudas pueden tener un efecto neutro o positivo en su crédito. El objetivo de un plan de alivio de deudas es reducir la cantidad que debe y evitar dañar su puntuación. Pero hay trampas. Tenga cuidado con las estafas. A menudo, las organizaciones que prometen liquidaciones de deudas más bajas querrán cobrarle una cuota por adelantado. Además, si una empresa promete dejar de cobrar las deudas, probablemente sea una estafa.

Implicaciones del alivio de deudas

Un plan de alivio de deudas eliminará sus deudas, no obstante, puede que no sea la mejor opción para su situación. Si tiene unos cientos de miles de dólares de deuda, la quiebra no le ayudará. Puede ser la mejor opción para usted, pero también afectará negativamente a su puntuación de crédito. Además, tendrá efectos negativos en su crédito. El proceso de quiebra puede arruinar sus finanzas, por lo que no debería declararse en quiebra.

Cuando consultar a un consejero de crédito certificado

Debería consultar a un servicio de alivio si tiene una cantidad significativa de deudas de tarjetas de crédito. Una empresa de alivio de deudas puede ayudarle a negociar con sus acreedores y puede aconsejarle sobre cómo manejar sus facturas. Incluso puede ser una buena idea contratar a un abogado especializado en quiebras para que le ayude con los trámites. Es importante recordar que la única forma de protegerse es ser proactivo.

Evalúe sus opciones sobre el alivio de deudas

Si ha agotado todas las demás opciones, el alivio de deudas puede ser una gran opción. Es relevante recordar que la quiebra arruinará su crédito, así que asegúrese de investigar sus opciones antes de comprometerse. Podrá obtener la ayuda que necesita. Si no tiene acceso a un asesor de crédito, considere la posibilidad de declararse en quiebra. Si toma medidas para proteger su crédito, podrá evitar declararse en quiebra.

Una vez se haya decidido, busque un programa de alivio de deudas

Como se ha mencionado anteriormente, la consolidación de deudas es una buena idea cuando está desesperado por conseguir un alivio financiero. Le ayuda a evitar la quiebra y puede ayudarle a recuperarse. Puede empezar por ponerse en contacto con una empresa de liquidación de deudas. Ellos le ayudarán a encontrar una empresa de liquidación de deudas que se adapte a sus necesidades. Pero asegúrese de que no le sobrepasa. Esto puede llevarle a una batalla legal que podría dar como resultado la destrucción de su crédito personal.

Encuentre el alivio de deudas y logre la libertad financiera

Aunque pueda parecer desalentador, algunas personas no pueden permitirse declararse en quiebra. Por eso la gestión de la deuda es tan popular y eficaz. Con este método, puede pagar a sus acreedores sin destruir su crédito. En la mayoría de los casos, es mejor utilizar un servicio de gestión de deudas que declararse en quiebra. Esto le permitirá mantenerse al margen y seguir pagando a sus acreedores. Si no le gusta la idea de la quiebra, considere otras opciones.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 4.5)